la corte del inglés.
Los amantes
los amantes
Dios Baco
Éramos un grupo de compañeros fieles,alegres y felices discípulos de Venus y Baco,reunidos para la celebración del vino y las mujeres y para dar mas prestancia a la reunión festiva , reproduciamos cada idea lujosa de los antiguos y la enriqueciamos con nuestros propios placeres modernos, combinabamos con la tradición del lujo antiguo.

Pan era, también, el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada. Dotado de una gran potencia y apetito sexual, se dedicaba a perseguir por los bosques, en busca de sus favores, a ninfas y muchachos.En muchos aspectos, el dios Pan tiene cierta similitud con Dionisio.
Fuí uno de los hombres más poderosos de Inglaterra (Mundo) allá por el año 1730,mi familia había amasado una gran fortuna gracias a sus negocios de venta y control del opio en Turquía y china.
Me encantaba la bebida y frecuentaba tabernas, prostíbulos y garitos de juego.Me burlaba constantemente de la podrida y asquerosa religión que imperaba en la época, hasta tal punto que les gasté una broma a todos los cortos de mente que estaban un viernes santo en la capilla sixtina haciendoles creer que venía el diablo por los pasillos.Apagué las escasas velas que había en la zona y con un látigo iba dando golpes de un lado al otro del pasillo gritando il diablo, la gente salió corriendo como alma que llevaba el diablo, nunca mejor dicho.
No solo nosotros éramos los degenerados sexuales de aquella época el mísmisimo rey Jorge II era acusado por su propio hijo de ser un padre obcecado cuyo insaciable apetito sexual parecia ir parejo a su estupidez.
En nuestras orgías nos disfrazabamos y llevabamos a cabo falsos rituales religiosos (misas negras).Pasábamos veladas enteras discutiendo sobre arte, bebiendo el mejor vino de la región y follando como bestias salvajes a las damas que se ofrecían a nuestras fiestas, aristócratas y putas, todas ellas eran sodomizadas por todos los miembros de mi grupo.Finalizada la fiesta Paul White Head llevaba en coche a las señoritas a sus casas en Londres.Lo mas gracioso era que en muchas ocasiones los padres de aquellas damas se reunían con nosotros al día siguiente para hablar de negocios.
Éramos gente que disfrutaba de mucho tiempo libre y con muchísimo dinero lo cual nos permitía realizar las mayores fantasías sexuales en nuestras orgías.En el siglo XVIII  una persona de buena familia, podía llevar una conducta libertina sin que tuviera que temer a la Iglesia, no como el caso de España que la presión de la iglesia permanecio inapelable hasta la invasión napoleónica y como una fuerza social de primer orden hasta el final del régimen de Franco.Todo ello producía una represión en la conducta sexual tremenda, creando numerosos traumas en la sociedad de la época.
Mi aficción por el ocultismo llegó en 1729 en un viaje por italia , me quedé embobado con la obra de Rabelais y su abadía de thelema.Fué entonces cuando empecé a estudiar a fondo los mejores grimorios conservados hasta la fecha y poner en práctica alguno de sus rituales secretos.

Aleister Crowley  sobre el 1912 ,reavivó toda la temática de tinte ocultista que yo tanto practiqué durante las dos últimas decadas de mi vida.

Este tipo de rituales requieren de una gran fortaleza física y mental y no deben ser ejecutados por personas no iniciadas en el arte de la Magick.

Dios
Sir Francis Dashwood
Dios del vino
Video sobre el club del FUEGO INFERNAL
Ocultismo
Aviso legal y política de cookies                    La Corte del Inglés. ®                        Contacto: Info@lacortedelingles.com