Archivo de la etiqueta: Tránsito

La casa de los espíritus.

Tránsito es una prostituta que Esteban conoce en El Farolito Rojo, un prostíbulo cerca de Las Tres Marías ( la hacienda de Esteban), y con quien forma una buena amistad. Ella le pide 50 pesos para poder comprarse un vestido, artilugios de belleza y un pasaje para ir a la capital y empezar un negocio de prostitutas allí.

Con el tiempo ella crea una COOPERATIVA de prostitutas y homosexuales, con el que gana mucho dinero y tendrá una gran influencia con los hombres de negocio. A través de la obra ella tiene varios encuentros con Esteban donde allá lo consuela y hablan sobre sus problemas, mientras que ella insiste en que algún día le iba a pagar su deuda, no con dinero, sino con un favor. Esto se realiza al final de la historia cuando ella, por pedido de Esteban, usa sus conexiones con los altos generales militares (que eran frecuentes clientes en sus prostíbulos) para FORZAR al Coronel García a que libere a Alba, la nieta de Esteban, quien el mantenía presa como una esclava en su residencia privada.

El personaje de Tránsito se vincula a Carlina Morales Padilla, prestigiosa propietaria de un burdel en Santiago, conocida popularmente como “La tía Carlina”.
Fuente:Wikipedia.

Esteban representa a la perfección a ese perfecto explotador machista y maltratador que exprimía al máximo a sus trabajadores con salarios miserables.
Era un pedazo de sinvergüenza que al margen de irse de prostitutas,VIOLABA y dejaba embarazadas a las pobres trabajadoras ADOLESCENTES que tenía trabajando en su hacienda.

Ni que decir tiene que este tipo de conductas por desgracia aún se mantienen vigentes en la sociedad actual.

Esteban pertenecía al partido político conservador, un gobierno con unas características muy similares al régimen de la DICTADURA FRANQUISTA.

La novela relata a la perfección la relación existente entre la prostituta Tránsito y ciertas personalidades muy poderosas ( altos cargos militares, y hombres de negocios ) por medio del vicio y la depravación.
Ella sería la responsable de satisfacer los deseos más perversos de aquellos poderosos hombres.

Dicha prostituta lograría hacerse rica gracias a dirigir el mayor BURDEL de la ciudad. Por dicho burdel pasarían los vicios más perversos de la gentuza que por aquel entonces dirigía el país.

La influencia de la dueña de aquel BURDEL era enorme.

Esta mujer era capaz de someter a todos y cada uno de aquellos miserables personajes (tanto de izquierdas como de derechas ) gracias al conocimiento de aquellos secretos inconfesables.

Para terminar, indicaros que la izquierda Española, esa que está dando candela ahora con el tema de la tumba de Franco conoce a la perfección a esos otros personajes que tanto daño hicieron a la sociedad FRANQUISTA, personajes que a su vez poseían unas características personales muy similares a las de Tránsito y Esteban.

Estos supuestos periodistas de Izquierda JAMÁS sacarán a la luz esa verdadera historia de vicio y perversión camuflada bajo el paraguas de la DICTADURA FRANQUISTA.

La Corte del Inglés.