Todas las entradas de: crowley

Como por ARTE de MAGIA.

Moonchild (niña/o de la luna) dentro de la doctrina del Thelema es conocida como Babalón.

¿Tendrá la fuente de energía ( explicado en el escrito de alegaciones en el apartado sobre el logotipo de la MARCA) capacidad suficiente para seguir quitando los velos a medida que vamos avanzando en esta telaraña que gira alrededor de la ceremonia del “NO NACIDO”?.

¿Qué piensas al respecto?, después de todo, tienes que estar orgulloso de formar parte del selecto grupo de actores de, “la obra teatral ,“LA CORTE DEL INGLÉS”.
Solo  faltaría que el mismísimo “Jimy Page” nos regalase la banda sonora  al más puro estilo “stairway to heaven”.Todavía estamos a tiempo de invitarle a la ceremonia. El “Sr Page” es un ferviente admirador de la figura del “Sr Crowley” (uno de los mejores magos de los últimos tiempos) al igual que un servidor. Sobra decir, que la web móvil, lleva en su portada el sigil de 7 puntas que desarrolló para sus rituales más elevados. También aprovecho para decirle al “Sr Page”, que tiene de regalo un cuadro mío dedicado cuando venga por estas tierras.

Mi amiga andaluza seguro que no olvidará las pequeñas travesuras del “Sr CROWLEY” en aquella urbanización de Marbella.

Mira fijamente a sus ojos y comprenderás su verdadera esencia.

De Cazorla siento no poder decir lo mismo. Cada día que pasa, estoy más convencido de que aquella presencia no era la suya. Esa densidad pesada y oscura no se correspondía con sus aires burlones y picantes ( tangas y demás objetos femeninos). Aunque debo de admitir, que siento muchas ganas de realizar otro ritual para poder entregar a esas fuerzas una correcta canalización.

Hoy, precisamente me ha venido a la cabeza la pregunta de aquel religioso ( amigo del abogado de la mercantil “El Corte Inglés”) en ese piso vacío y lleno de velas de Arturo Soria.

Un extracto del libro de aquel religioso  “Luz y Profecía” del Sr  Damian Galerón:

Dios respeta totalmente la decisión del hombre por perversa que sea.

El mal es una energía fuera de control. Se la identifica como una energía negativa, cuya característica es la tendencia a la autodestrucción. El mal es un hecho ,existe no se puede negar. Es una fuerza que puede actuar en nuestro interior y que incluso puede llegar a aniquilar completamente a la persona.

La muerte espiritual de una persona se produce cuando pierde la sensibilidad personal y, esto lo podemos traducir como la tendencia al desprecio, a tratar duramente a los demás, al rencor y a otras pasiones.

“El hombre espera para creer y cree para PODER AMAR ”.

Queridos amigos, después de este gran trabajo de alta magia, por fin llegamos a poder vislumbrar el campanario que se escondía detrás de las nubes. Aprovecho para volver a recordaros el libro que más cautivo a nuestro querido amigo y Mago Sr Crowley, “La nube sobre el santuario” de Karl von Eckartshausen.

Desde aquí lanzo un llamamiento a las “diferentes entidades”, para que se manifiesten al unísono en el lugar y hora fijados, para que de esta forma se pueda  llevar a cabo la penúltima de las acciones que les ha sido encomendada.

Para aquellos que anden un poco perdidos, solo puedo recomendarles la lectura de “La Hija de la Luna, Intrígas Mágicas del Bien y del Mal” de “Aleister Crowley”. En ese libro el autor cita la invocación para conseguir la comunicación  y el favor de un ángel, y así conseguir aplacar o dirigir a cualquiera de estos seres.

De la Fuente.

Compártelo en:Share on FacebookTweet about this on Twitter

El hijo putativo del Carpintero.

El Evangelio de Mateo 1:18-24 muestra parte del drama que vivió José de Nazaret al saber que María estaba embarazada. Iba a repudiarla, en secreto porque era justo, porque no quería que fuera apedreada según lo dispuesto en la Torá (Deuteronomio 22:20-21). La Escuela bíblica y arqueológica francesa de Jerusalén interpreta que la justicia de José consistió en no querer encubrir con su nombre a un niño cuyo padre ignoraba, pero también en que, convencido de la virtud de María, se negaba a entregarla al riguroso procedimiento de la ley de Moisés. Según el Evangelio de Mateo, el ángel del Señor le manifestó en sueños que ella concibió por obra del Espíritu Santo y que su hijo «salvaría a su pueblo de sus pecados», por lo que José aceptó a María (Mateo 1:20-24).

La iconografía paleocristiana mostró a José de Nazaret como un hombre joven. Así se presenta en una lápida del siglo III ubicada en las catacumbas de san Hipólito, en Roma, y también en el sarcófago de san Celso datado del siglo IV y situado en Milán.Asimismo, los Padres de la Iglesia concordaron en que se trataba de un hombre joven.
Fuente:Wikipedia.

Las dos columnas representan símbolos arquetípicos de una entrada o paso hacia lo desconocido, hacia lo oculto. En la masonería, las columnas se denominan J y B, y ellos son uno de  los símbolos más reconocibles de la Masonería, y describen un lugar destacado en el arte y el ocultismo masónico.

El símbolo de la doble columna ha sido desde tiempos inmemoriales, el guardián de las puertas de los lugares sagrados y los reinos misteriosos, asociado al número 11.
Sin embargo, en general se acepta que J y B representan el equilibrio entre dos fuerzas opuestas.
Fuente:
https://groups.google.com/forum/#!topic/el-sufismo-/7myM9j4TKUk

¿Putativo o adoptivo?

Una de las palabras que han sido cambiadas en la novena de Navidad es aquella que le concede la paternidad de Jesús, hijo de María, a José. Le cambian la condición de padre putativo por la de adoptivo.
Esas palabras no son sinónimas. Muchas personas no saben el significado y no pocas dejan escapar una sonrisa maliciosa si algún lector la dice. Es tan fácil abrir un diccionario y averiguar de qué se trata. Los cristianos sabemos por fe que José no es el padre biológico de Jesús, pero eso no lo sabían los judíos de aquel tiempo y por ser María esposa de José, el hijo que de ella nació, aparecía como hijo de éste. José no lo adoptó y Jesús, ante la Ley de aquel tiempo, recibe el título de hijo de David por ser hijo de José. El adjetivo «putativo» viene del adjetivo latino «putativus», ‘aparente’, ‘imaginario’ y el significado que el Diccionario le da es “tenido por padre, hermano, etc., sin serlo”. Mientras que el verbo «adoptar» significa “recibir como hijo, con los requisitos y solemnidades que establecen las leyes, al que no lo es naturalmente”. Ser padre adoptivo requiere la intervención de la Ley, ser padre putativo, no. San José no es el único padre putativo de la Historia, hoy en día cualquier hijo habido en matrimonio es putativo del esposo si biológicamente no lo es.

Fuente: http://www.elespectador.com/impreso/opinion/gazapera/putativo-o-adoptivo-articulo-317831

Todos los evangelios nos relatan el episodio de la concepción extraordinaria de María. Los apócrifos señalan la amargura de José cuando se enteró del embarazo. Un ángel que se le apareció en sueños, le disuadió de su propósito de repudiar a María y le explicó que lo que llevaba en sus entrañas era fruto del Espíritu Santo.

En principio, José tenía reticencias a la hora de enviarle a estudiar, ya que consideraba que no había quien pudiera gobernar al muchacho.

Mientras el anciano Leví intentaba que repitiera la primera letra del alefato, Jesús callaba. El maestro perdió la paciencia y le dio al niño con una vara en la cabeza. Éste se encaró con su preceptor y le dijo:¿Por qué me hieres?. Yo soy capaz de enseñarte a ti esas cosas que me vas diciendo…”Y le dio una lección sobre la disposición de los nombres de las letras. Leví quedó estupefacto e incluso intentó irse de la escuela y del pueblo.
Fuente:
Muy Historia número 4/2006
Autora:Mercedes L.Salvá.

Compártelo en:Share on FacebookTweet about this on Twitter