El MENTOR de nuestro confidente.

La Corte del Inglés ha seleccionado para esta ocasión un temazo de los impresionantes Iced Earth.

En el artículo anterior nos quedamos en el traslado del ZULO de librería al departamento de electrónica. En aquel nuevo destino nuestro confidente conocería a la que podría haber sido la FUTURA MADRE de sus desgraciados hijos ( FUTUROS ESCLAVOS ). De este noviazgo hablaremos en siguientes entregas.

El nuevo departamento estaba compuesto por seis vendedores. Tres en el turno de mañana, y otros tres en el turno de tarde. A nuestro confidente lo colocaron con el más veterano de todos. Aquel empleado no era más que un SIMPLE ESCLAVO que presumía haber inaugurado el centro de Castellana. En aquella inauguración dicho mentor tuvo que dormir literalmente dentro del nuevo centro comercial,en concreto encima de los mostradores. Aquella hazaña era recordada por aquel hombre con cierto aire de orgullo y satisfacción. Era asombroso comprobar el ELEVADO NIVEL DE ADOCTRINAMIENTO del hombre que iba a ser MENTOR de nuestro valiente confidente. Dicho adoctrinamiento chocaba frontalmente con el BAJO SALARIO que percibía aquel veterano profesional. Su nómina no rebasaba la barrera de los 1.400 euros ( comisiones incluidas ) después de llevar más de 40 años en aquella empresa denominada MARCA ESPAÑA.

Para que veáis la MISERIA LABORAL de la que os hablo os pongo el siguiente ejemplo:

Nuestro confidente allá por el año 2004 solicitó un trasladado a un centro comercial de nueva apertura que estaba ubicado fuera de Madrid. En aquella inauguración el departamento de recursos humanos buscó los candidatos para los puestos de electrónica en establecimientos de la competencia. Aquellos compañeros SIN EXPERIENCIA en el triángulo verde fueron contratados con unos SALARIOS BASE que oscilaban entre 1.300 y 1.400 euros. Entre aquellos fichajes se encontraba el hijo de la que fuera tesorera del PARTIDO POPULAR. Este entró ENCHUFADO en el departamento de informática con un turno rotativo de 6,40 horas,un turno que no tenía nada que ver con el que asignaron a nuestro valiente informador. A este último le endosaron un turno partido con 3 horas para comer ( HORARIO DE JEFE Y SALARIO DE MOZO).Con este TURNO DE ESCLAVO nuestro confidente se tiraba todo el día metido dentro de aquel centro comercial por un SALARIO MUY INFERIOR ( aprox 1.100 euros con comisiones incluidas ) al de sus nuevos compañeros. Es decir, aquellos que fueron contratados ( sin experiencia en el corte) en turnos rotativos de mañana,y de tarde, cobraban un salario mucho más elevado que el veterano empleado que curraba desde primeras horas de la mañana, hasta ultimas horas de la tarde.

RESUMIENDO:

Vendedores SIN EXPERIENCIA en el Corte Inglés cobraban más salario que nuestro confidente ( con experiencia de 8 años ),y lo que era aún más preocupante,que el DESGRACIADO VENDEDOR VETERANO ( EL MENTOR ) que llevaba currando más de 40 años como un PERFECTO ESCLAVO en aquella empresa modélica.
  • Casualidades o causalidades del destino, a día de hoy aquel centro comercial es uno de tantos centros RUINOSOS que tiene a la venta nuestra querida empresa marca España.
Otro dato importante:

El MENTOR de nuestro confidente nunca pasó de la categoría de vendedor. Dicho mentor nunca fue ascendido, ya que haberlo subido de categoría hubiese supuesto irremediablemente la perdida de un perfecto esclavo. Por ello, supuestamente es preferible ascender a aquellos que son menos eficientes ( más pelotas ) en los puestos de venta.

Ahora bien,haberse quedado estancado en aquella categoría inicial no le impidió hablar largo y tendido de un gran número de gerentes que no sabían hacer la O con un canuto. Muchos de aquellos gerentes lograron alcanzar sus magníficos puestos ( 7.000 euros mensuales ) gracias a ENCHUFES, y a un PELOTEO EXTREMO que llegó a convertirse en muchos casos en un descarado SERVILISMO que sería ampliado hasta en horarios de ámbito NO LABORAL.

Un ejemplo de esto último:

El coordinador del departamento de electrónica, en sus horas libres ayudaba al que fuera adjunto a gerencia. Ayudar en horario NO LABORABLE al segundo de planta en tareas como una mudanza ,supuestamente eran méritos más que suficientes para que el adjunto a gerente propusiese ( ante aquella directiva que montaba las FIESTAS DE CABARET CON LAS EMPLEADAS DEL CENTRO ) a dicho PELOTA a la categoría de SUBJEFE. De esta manera era evidente que el grado de PELOTEO quedaba ampliado hasta en horarios no laborables.

Unas últimas anécdotas acerca del MENTOR:

Al sr ARECES le encantaba ir de caza en sus ratos libres, y aquello era motivo más que suficiente para que TODOS sus directivos fuesen tras él a matar animales. Durante aquella etapa ir de caza estaba muy bien visto en la empresa. Al parecer, aquello podría ser decisivo a la hora de ascender de categoría a un empleado. Por lo visto dicha actividad cinegética también fue bien vista durante la etapa de su sobrino el sr ÁLVAREZ.

El mentor se aficionó a la caza durante la etapa de Don Ramón Areces, y permaneció en ella hasta su jubilación. Aquello no era más que una manera de socializar con un gran número de miembros de la directiva. Las risas y el tono desenfadado propiciaba en muchos casos un grado de confianza que daba como resultado en numerosas ocasiones un ascenso laboral.

Ir de caza era otra forma más de hacer la pelota.

De un lado estaban los gerentes y directivos que hacían la pelota al presidente y consejeros, y por otro lado en fincas distintas se encontraban los trabajadores rasos ( como el mentor ) que hacían la pelota a cargos intermedios ( interesados,jefes de grupo y adjuntos).

El mentor siguió yendo de cacería hasta sus últimos días laborales, no ya para buscar un ascenso, sino para evitar imprevistos, y que estos no le perjudicasen a la hora de su ansiada jubiliación. Dicho servilismo al parecer no tuvo los resultados deseados. El mentor se acogió a una prejubilación en la cual estaba obligado a ir 4 días de cada mes al centro comercial. Ahora bien, por lo visto la asignación de esos 4 días no siempre fue del agrado de nuestro querido mentor.

Bienvenido a La Corte del Inglés.