La Mafia y el Negocio de la Prostitución.

La Corte del Inglés ha seleccionado para el artículo de hoy un tema del cantante favorito de la Mafia.

La semana pasada exponía la casualidad de que hubieran coincidido durante el mismo periodo de tiempo en la isla de Cuba, el padre del crimen organizado, y el fundador de El Corte Inglés. Esta semana hablaremos de aquello que llevó a Lucky Luciano a tener que abandonar Ee.uu para instalarse en Cuba.

Lucky Luciano, el poderoso jefe de la Mafia en los Ee.uu, junto a su socio Meyer Lansky, ( el CEREBRO financiero de la compañía ) dirigieron una organización criminal que llegó a tener más beneficios que la propia General Motors, una empresa donde supuestamente el fundador de El Corte Ingles invirtió parte de su dinero.

La organización criminal de Lucky Luciano y su socio Meyer Lansky se encontraba muy bien respaldada gracias a que tenían a su disposición un buen número de JUECES,FISCALES y POLICÍAS. El soborno era el método perfecto para poder llevar a buen término los oscuros intereses de la Mafia. Sobra decir que hubo políticos que también se beneficiaron de ese DINERO NEGRO procedente de la sangre de pobres e inocentes víctimas.

Un ejemplo:

El Coronel Batista ( presidente de la república de Cuba ) se dejó sobornar por la Mafia a cambio de una cuenta en SUIZA con 3 millones. Al coronel cada cuatro meses le ingresarían un millón más en dicha cuenta. Batista designaría al mayor Jaime Mariné (oficial era de nacionalidad española) como el enlace con los mafiosos.

Fulgencio Batista falleció el 6 de agosto de 1973 en MARBELLA ( España ) a la edad de 72 años.

¿Qué fue lo que motivó la llegada de Salvatore Lucania ( Lucky Luciano ) a la isla de Cuba?.

La explotación sexual de mujeres ( PROSTITUCIÓN ).

El FISCAL Thomas E. Dewey  llevaba tiempo persiguiendo al padre del crimen organizado. Su única posibilidad era encontrar algún que otro delito de tipo fiscal que abriese un procedimiento judicial,sin embargo los abogados del capo pusieron todos sus libros contables al día, y cerraron esa vía.

Ahora bien, nadie llegaría a imaginar que el amigo de la infancia de Luciano, Meyer Lansky sería el responsable del destierro del poderoso capo. Meyer Lansky TRAICIONÓ a su amigo y socio Luciano por medio de un chivatazo al Fiscal Thomas E. Dewey. El hermano de Lansky contaría al fiscal la vinculación de Luciano con el control de la PROSTITUCIÓN.

Lo primero que conoció el fiscal fue que el racket de la prostitución estaba magníficamente organizado y que poseía un equipo de abogados que aleccionaban a las cortesanas,cual si fueran colegialas,acerca de lo que debían declarar en caso de que fueran detenidas;también se encargaban de pagar las multas que les imponían y contaban a su favor con los JUECES ELEGIDOS para llevar esos casos,pagados también por los capos.

El fiscal ordenó una redada,deteniendo a más de un centenar de prostitutas. Varios días demoró el interrogatorio de las rameras,dirigido a involucrar a Luciano.

El fiscal lo declaró enemigo público numero uno en NUEVA YORK con orden de apresarlo donde apareciera. A pesar de saberse buscado intensamente, su prepotencia no le permitía asumir una total vida clandestina y salía a la calle como un ciudadano cualquiera. Eso lo sabía Lansky, quien al conocer a donde había ido a parar, informó de ello al fiscal Dewey.

Luciano confiaba en que le ganaría la pelea a Dewey.

El racket de la prostitución contaba con más de 200 burdeles, distribuidos en los barrios de Brooklyn,Manhattan y Queens, todos de la ciudad de Nueva York,que agrupaban unas 3000 rameras ,y tenía un ingreso de unos 12 millones de dólares anuales.

El Fiscal mostró al Juez y al jurado un desfile de mujeres, DESTRUIDAS FÍSICA Y MORALMENTE,VÍCTIMAS DE LAS DROGAS Y DEL MALTRATO. Dos prostitutas identificaron a Luciano como el jefe de todo el sindicato de los burdeles.

El capo de tutti capi fue declarado culpable del delito de EXPLOTACIÓN SEXUAL ( PROSTITUCIÓN ).

Fuente: Otro Jinete Apocalíptico.
Autor:Willian Gálvez Rodriguez.

Un útimo apunte:

Una gran mayoría de las prostitutas estaban enganchadas a la heroína que traficaba Lucky Luciano. Tal era la adicción de estas pobres mujeres, que muchas de ellas en lugar de recibir dinero por los servicios que prestaban en los locales de alterne, recibían su dosis de droga.

La Corte del Inglés.